Presidente del Teléfono de la Esperanza de Sevilla

Cuéntanos algo de ti

¿A qué actividad profesional te has dedicado en los últimos años?

La he desarrollado como funcionario del estado, compatibilizándolo en mis horas libres con mi actividad como psicólogo así como facilitador y formador de voluntariado.

¿Qué relación guardas con el voluntariado?

Una relación muy estrecha, ya que en la actualidad, libre ya de mis obligaciones laborales, dedico mi tiempo a mi familia, amigos y aficiones, y, sobre todo, al voluntariado, centrando mi actividad en mi entidad, el Teléfono de la Esperanza de Sevilla y complementándolo con mi participación en un proyecto de Cáritas que atiende a personas sin hogar y con mi participación en las actividades que me solicitan en la Plataforma Andaluza de Voluntariado y en la Plataforma del Voluntariado Social de Sevilla, con las que llevo cerca de 20 años participando en tareas de voluntariado.

¿Has sido alguna vez persona voluntaria o has colaborado en alguna asociación de voluntariado?

Sí. Llevo 23 años desarrollando y participando en actividades de voluntariado en varias entidades.

¿Porqué has aceptado nuestra invitación al XIX Congreso Estatal del Voluntariado?

Desde mi punto de vista, el “Encuentro” tiene una importancia vital para las personas que hacemos voluntariado, y este Congreso es una oportunidad para actualizarnos, motivarnos y conocernos aún más las personas que hacemos voluntariado cada día.

Otros datos de interés

¿Qué se nos olvida preguntarte que te gustaría que supieran de ti?

Nada más, sólo compartir que cuando me miro al espejo cada mañana me confirmo que el voluntariado “me pone de novio con la vida” y que también hoy es una oportunidad para poner mi granito de arena.